Una única identidad: la tuya

Ahora sí, las reglas del juego han cambiado. Los estereotipos normativos referentes al género como una construcción binaria de lo masculino y femenino se diluyen. Los estilos ya no son estrictos, como no lo son las identidades, y la tendencia es marcada por cada persona y por el devenir del momento. 

Se produce un cambio en las normas de género tradicionales. La segregación por sexos se posiciona totalmente en contra del pensamiento actual de la población, que queda patente desde la infancia. Sin embargo, cualquier alteración del orden social a este respecto sigue siendo motivo de censura. 

Porcentaje de personas en Reino Unido que está de acuerdo en que los programas de premios musicales se deshagan de sus categorías separadas de hombres y mujeres, ofreciendo un premio combinado. 

Multa que recibirán en California aquellas empresas de 500 o más profesionales que no muestren juguetes y artículos de cuidado personal para niños y niñas de forma neutra en cuanto al género a partir de 2024. 

Porcentaje de personas consumidoras de 24 años o menos que ya emplea productos de belleza sin género en su rutina diaria.

Porcentaje de niños y niñas que indicaron que les preocupa ser acosados si juegan con un juguete típicamente asociado con el otro género, según un estudio llevado a cabo por LEGO.

Asignación sin sentido

Cada generación cuenta con unos códigos para comunicarse y una manera de comportarse que la definen ante a la sociedad. No obstante, en los últimos tiempos, el ser humano se ha visto expuesto a una gran aceleración de cambios en la construcción de la identidad individual y comunitaria. 

El replanteamiento de las fronteras de género va más allá del discurso social. Si asumimos que la realidad es no binaria, ¿por qué no trasladar este pensamiento también a los productos y los hábitos de consumo? 

La población más joven ya se muestra escéptica ante la diferenciación tradicional. Buscan la simplicidad, sin rasgos de género muy marcados, que les permitan sentirse identificados e identificadas con lo que compran en cualquier momento. 

Spotlights

1.

Las propias marcas se limitan la incorporación a determinados mercados y abren o cierran sus categorías de producto por resultar excluyentes.

 

2.

Ante la polarización de la sociedad, es clave que las marcas se posicionen y ofrezcan soportes para las historias representativas genderless.

3.

La perspectiva de género igualitaria no debe verse censurada, en ninguno de sus soportes de exposición, por poderes políticos y mediáticos que dicten en contra de los derechos humanos.

4.

La incorporación del lenguaje inclusivo en las fases tempranas de la educación es clave para la aceptación no binaria de la sociedad en cualquier aspecto de la realidad.

Descárgate el informe y descubre la tendencia completa

Las compañías abrazan lo no binario.