Una dependencia peligrosa

Se acerca uno de los peores inviernos energéticos. La constante escalada del precio del gas, que se ha incrementado hasta un 700% en tan solo un año, aprieta los bolsillos, apaga calderas y pone en serios aprietos a los planes de suministro de los gobiernos, que reorganizan sus presupuestos y lanzan tarifas reguladores y bonos para ayudar a la población a hacer frente a los meses más fríos. 

La extracción del carbón y la generación de electricidad han dejado de ser rentables por la presión de precios y la continua dependencia energética deriva en la creación de nuevos modelos energéticos.  

Profesionales de la ciencia y la investigación coinciden en que resulta clave buscar nuevas vías de abastecimiento centradas en las energías renovables para, además de dejar de ser dependientes de países como Rusia, retomar el compromiso de cumplir con los retos del cambio climático; ahora relegados a un segundo plano.  

Bajar los precios, garantizar el suministro y contribuir al desarrollo y la implementación de las renovables. Tres objetivos que obligarán a un cambio en los hábitos de consumo energético por parte de administración y personas consumidoras. 

Porcentaje del tráfico marítimo internacional que se basa en el envío de combustibles fósiles alrededor del mundo.

Porcentaje de la energía mundial que es producida por combustibles fósiles no renovables, entre los que se encuentran el gas natural, el petróleo y el carbón.

Grados en los que se fijó limitar el calentamiento global por encima de los niveles previos a la industrialización según el acuerdo de París en el año 2015.

Porcentaje de la electricidad que produjeron las energías renovables (agua, viento, sol y biomasa) en España durante 2021. El registro más alto del que se tiene constancia.

Spotlights

  • Cualquier lugar y elemento pueden utilizarse de laboratorio para probar novedosos sistemas de carga de baterías y generadores de electricidad. 
  • La escalada de los precios agudiza el ingenio de la población, que sondea nuevas vías para mantener el nivel de calor.
  • La crisis energética no debe relegar los objetivos climáticos a un segundo plano. El ahorro y la mejora en el consumo de energía contribuyen a la política climática y la inversión en renovables. 
  • Los paneles solares empiezan a mimetizarse con el entorno y las rutinas de consumo para buscar la funcionalidad más allá de la estética. 

Descárgate el informe y descubre la tendencia completa

Boom de alternativas a las fuentes fósiles.